¿Requieres capital para tu empresa?, no cometas estos errores

Primero Error, no valuar la empresa.
Es práctica común de las empresas mexicanas no acudir a un experto cuando requieren hacer un aumento de capital para la empresa. Los socios y directivos de las empresas lo ven muy fácil y dicen “por qué voy a pagar honorarios por algo que es tan sencillo”, “Yo lo puedo hacer”. Curiosamente lo primero que hacen es lo que no deben, deciden no valuar la empresa por ahorrarse unos pesos.

La valuación de una empresa es importante por toda la información que nos proporciona, la primera parte de una valuación consiste en hacer una revisión a la parte legal corporativa, la cual casi siempre termina con un proceso de regularización, dado que a diferencia de lo que normalmente dice todo mundo “Está todo en orden”, la realidad es bien distinta cuando se revisa detalladamente. SI lo que se va a valuar es precisamente los títulos representativos del capital social de la empresa (Las acciones), luego entonces es menester verificar tanto la existencia física de los títulos como la validez jurídica de los mismos. Los libros, el registro de las acciones, el control de los dividendos, los cupones, los saldos de la CUFIN, la CUCA, todo esto hay que revisar. Después hay que seguir con la revisión del Gobierno Corporativo y valuar el grado de apego a las Sanas Prácticas Corporativas. Se revisa financieramente a la empresa, su estructura de capital, su capacidad de endeudamiento, grado de apalancamiento, rentabilidad de la operación. Se analiza todo aquello que permita al valuador una comprensión profunda de la naturaleza de la operación de la empresa, a fin de poder desarrollar un modelo que represente adecuadamente a la operación de la empresa. Con todos estos antecedentes se determina el mejor modelo de valuación para la empresa a fin de determinar un valor justo que sirva de base para una posible transacción de compra venta de la empresa o para un aumento de capital.

Segundo error, emitir acciones sin determinar los derechos corporativos.
Una vez que la asamblea aprueba la emisión de las acciones nuevas, debe definirse en la propia asamblea el tipo de acciones a emitir, las hay de voto limitado, de beneficio económico, de socio industrial, de socio fundador, preferentes, comunes, etc., ahí mismo debe establecerse que valor nominal tendrán las acciones y si tienen o no la expresión del valor nominal, a que parte del capital pertenece, a la parte fija o a la variable o a ambas y en que proporciones y número de acciones, también si se mantendrán en tesorería, la forma de suscripción, si son socios nuevos, deberá hacerse la renuncia al derecho de preferencia establecido en la Ley, etc. todo esto en la misma asamblea. Por supuesto esto deberá tratarse en una asamblea extraordinaria. Todo esto que se menciona, resulta curioso pero por lo general no se hace, no se sabe y quien acaba haciendo esto es el notario o corredor público quien protocolizó la asamblea y a final de cuentas lo viene manejando prácticamente a su antojo, por que ?, porque nunca hubo una planeación, por que no se planeó ?, porque nunca hubo una valuación que nos diera los elementos necesarios para determinar todas estas cosas.

Tercer error, no manejar una prima.
La prima en venta de acciones es una cantidad que se maneja como sobre precio al valor nominal de las acciones para determinar un precio de venta o de suscripción. Como se determina la prima ?, valuando las acciones en circulación y estableciendo una comparación de valor en pesos actuales, proporcional al valor total de la empresa comparado contra el importe a suscribir, determinando de esta manera el porcentaje del capital social a suscribir, así por ejemplo la suscripción de un capital nuevo de 15 millones de pesos emitido por una empresa cuyo valor económico es de 85 millones de pesos, sumarán en total 100 millones de pesos una vez suscrito el capital, por lo que el capital nuevo representa entonces el 15% del capital social total suscrito y pagado, si la empresa tiene un capital social 35 millones de pesos y un capital contable de 50 millones, quiere decir entonces que 35 millones serán el 85% de 41,176,470.59, es decir el aumento del capital social será de 6,176,470.59 mientras que el valor de suscripción será de 15 millones, luego entonces la prima será de 8,823,529.41.

Algunos otros aspectos a considerar es el efecto fiscal que tendrá la prima dentro de la estructura financiera de la empresa, por lo que es necesario desarrollar una estrategia para minimizar, reducir o eliminar el efecto en los resultados de la compañía, otros aspectos también importantes es el manejo de cifras no cerradas que complican la determinación exacta del número de acciones, por lo que muchas veces es necesario manejar dentro de las asambleas un split de las acciones y luego un split inverso para acomodar los números de títulos y los valores nominales de la manera más conveniente para el caso. Y el capital contable para que sirve ?, también tiene su aplicación. Bueno con esto se darán una idea de que aquello que parece fácil, tiene sus complicaciones y muchas veces los errores que hay que pagar por no hacer las cosas adecuadamente son mucho mayores que el costo que representa contratar a un experto en la materia. Pero no se equivoquen en épocas de crisis todos dicen ser expertos, cuidado escoge bien a tu asesor.

Deja un comentario